En las fiestas, pida seguridad

La prevención es la mejor decisión para tener una navidad feliz

0 62

Mientras las luces de colores iluminaban los rostros de familias enteras en la media noche del 24 de diciembre y todos comentaban sobre cómo van cambiando las tradiciones, que de quemar cohetes y ametralladoras se ha pasado a las luces
de colores, también los guardias de seguridad del condominio de apartamentos, entre soñolientos, luego de dos turnos seguidos y ensimismados pensando en su familia y en la comida que los vecinos les iban a regalar, ninguno se percató de que en la parte alejada del condominio, a la velocidad de quien debe terminar cuanto antes para volver a su casa a celebrar la navidad, unos delincuentes abrieron un boquete en el muro perimetral e ingresaron al condominio y a las viviendas ubicadas en el primer nivel. Afortunadamente muchas de ellas estaban vacías, pero las que no, fueron saqueadas. Luego del bullicio los vecinos se percataron, llamaron a la policía, se iniciaron investigaciones, se reparó el muro y los guardias fueron despedidos.

Es evidente que la inseguridad es un problema que aqueja a la ciudadanía, sobre todo del área metropolitana de la ciudad de Guatemala y, en menor medida, de los otros departamentos. De acuerdo con el Índice Internacional de Seguridad y Policía, un estudio que mide la eficiencia de los cuerpos policiales y el resultado en términos de seguridad ciudadana que se presentó en noviembre de 2016 tras dos años de sondeos, por la Asociación Internacional de Ciencias Policiales y al Instituto para la Economía y la Paz señala que, los países donde hay una democracia plena tienden a ser los que obtienen mejores resultados en seguridad interna.

En el estudio se analizan las tasas de homicidio, de robos y asaltos, así como de víctimas de terrorismo, los niveles de corrupción y el respeto de los derechos humanos por parte de las entidades policiales. Guatemala, Honduras, Bolivia Paraguay y Perú se encuientran entre las peores posiciones en el ránking, junto a países del África subsahariana y por debajo de algunos en los que hay conflictos internos.

Daniel Hyslop, director del instituto indica que, “los problemas relativos al Estado de Derecho y la inestabilidad política generan espacios para la aparición o el avance del crimen organizado”. Adolfo Paredes, presidente de la Gremial de Compañías de Seguridad Privada, indica que, dada la actual condición de inseguridad que se vive, el Estado debería subsidiar a las empresas privadas. A menudo se piensa que el simple incremento de agentes policíacos, del ejército o agentes privados asegura contar con mejores resultados; pero, según el estudio de marras, “si estos cuerpos no gozan de legitimidad frente a la población”, los resultados no mejorarán. Esta opinión es compartida por Roberto Ruano Sauceda, de Seus, S.A., quien añade que “el guatemalteco percibe una sensación de seguridad ante la presencia de personal debidamente equipado con el respaldo de una institución legalmente reconocida”.

Rudy Guzmán, de VIP Security, S.A., opina que la seguridad es inherente al ser humano y que la demanda de servicios
se mantiene constante durante todo el año. Sin embargo, acepta que hay un incremento de servicios en estas fechas de fin de año, debido a los eventos multitudinarios. Guzmán recomienda que, para cualquier evento masivo se considere dentro de la estrategia operacional de seguridad los conceptos de safety, que puede entenderse como estar protegido de tal forma que disminuya la posibilidad de estar en peligro, y el de security, que puede estar más relacionado con herramientas que contribuyan a mantener el entorno.

Por lo que, en estas fechas se les actualiza el equipo, el software o se da mantenimiento a los sistemas de vídeo vigilancia y de alarmas. Por su parte, Ruano indica que, muchas corporaciones toman medidas extras de prevención para brindar seguridad tanto a los productos como a los usuarios o potenciales compradores y que, además, las personas compran equipos de alarmas y CCTV (vídeo vigilancia), ya que esto les da una sensación de seguridad y tranquilidad.

En busca de brindar mejores servicios y productos, las empresas ofrecen tecnología reciente, como los monitoreos remotos de CC-TV a través del teléfono celular, laptop o PC, controles de acceso a través de huella dactilar y reconocimiento facial y huellas o tarjetas lectoras de proximidad, equipos que dejan obsoletas las llaves convencionales, señala Guzmán.

También existen sistemas inteligentes de alarma, los que también se han sumado a la tecnología SMART, ya que se pueden operar desde un dispositivo móvil (celular o tablet). El objetivo, indica Guzmán, es lograr una seguridad automatizada, confiable y totalmente personalizada. Ruano comenta que, la restricción de acceso en edificaciones nuevas está cobrando relevancia y para eso se cuentan con dispositivos y procedimientos que identifican al usuario y de forma instantánea emiten una impresión que permite el acceso restringido al área indicada, así como los elevadores inteligentes que limitan al visitante a un área determinada. En cuanto al monitoreo por medio de CCTV, Ruano advierte que ahora los equipos cuentan con mayor claridad, resolución y alcance según requerimiento.

 Rudy Guzmán, gerente general de VIP
Security, S.A.

Para instalar un sistema de CCTV y vincularlo a dispositivos móviles de monitoreo, Guzmán recomienda recibir asesoría profesional, “ya que cada casa posee vulnerabilidades particulares, y lo mejor es hacer un estudio personalizado”. Guzmán recomienda unas dos cámaras tipo bala en la fachada o en cada punto de acceso desde el exterior, y un mínimo de unas dos cámaras tipo domo en el interior, en puntos estratégicos. En algún lugar a escoger por el cliente, se instala el grabador de imágenes y el monitor. Además recomienda poner un sistema de alarma con detectores en puertas y ventanas.

Ruano por su parte recomienda considerar la seguridad comunal, la perimetral, la de información y la prevención de desastres socioambientales, aunque indica que la prevención de cualquier tipo de incidente es fundamental y que esto puede incluir el acceso restringido por medio de barreras físicas o perimetrales. Considera que es importante contar con un equipo básico líneas directas de comunicación con la Policía Nacional Civil y con los cuerpos de bomberos o primeros
auxilios. Recomienda también contar con algún dispositivo que alerte sobre la intrusión de cualquier persona, que genere ruido suficiente para que el intruso lo considere un peligro antes de ingresar. Incluye también un elemento básico como la verificación de la calidad y seguridad que brindan las cerraduras, puertas y ventanas, para que estas no se conviertan en un acceso fácil para algún intruso. El experto no recomienda la tenencia de arma de fuego, ya que puede ser contraproducente y pueden darse accidentes debido a la inexperiencia, peor cuando hay niños en casa que puedan usarlas.

Manejar un vehículo se ha convertido también en una experiencia de alta vulnerabilidad, y en las fiestas de fin de año también se incrementan los hechos delictivos por esta causa. Al respecto de la seguridad ante los asaltos en los vehículos, Guzmán y Ruano coinciden en que el objetivo principal es el resguardo de la vida. Guzmán comenta que se ha incrementado el uso del gas pimienta para defensa personal así como el Paralizer que da una descarga de voltaje al agresor que pretende perpetrar el hecho delictivo.

Roberto Ruano, gerente general de
Servicios Unidos de Seguridad.

Ruano no recomienda usar el gas pimienta “dada la forma de operar de los criminales ya que estos cuentan con apoyo de sus socios delincuentes, a los que la víctima no tiene visibilidad en el momento”. Añade que, se recomienda ceder ante el asaltante, no verlo directamente, no perder de vista las manos del agresor aunque también es importante recordar que cada persona reacciona de forma diferente ante estos hechos. Guzmán comenta que, la mejor arma es estar prevenido y atento, por ello recomienda “circular en horas prudentes, polarizar los vidrios, dejar distancias considerables entre vehículos, escoger estacionamientos seguros, entre otras”.

En cuanto a la inversión, Guzmán afirma que no se puede escatimar el precio, ya que lo que se está resguardando es la vida y el patrimonio de la persona y que no puede dejarse en manos inexpertas, sino hay que buscar profesionalismo. Recomienda que, antes de contratar se consulte a la Dirección General de Empresas de Seguridad Privada, una dependencia del Ministerio de Gobernación, sobre el estatus de las empresas y también ante la Gremial de Compañías de Seguridad Privada.

En cuanto a la compra de equipo recomienda investigar al vendedor y asegurarse de la garantía del producto, así como la disponibilidad de repuestos y servicios de mantenimiento. Ruano, por su parte, indica que “el usuario no debe ser experto en la materia pero sí debe saber cuál es el objetivo al adquirir un dispositivo, de igual forma debe adquirirse de forma legítima lo que incluye capacitación en el uso adecuado y garantía. Ruano agrega que, se debe tomar en cuenta ante todo el resguardo de la vida de las personas.

Roberto M. Samayoa O.
Colaborador
Revista GERENCIA
editorialgerencia@agg.com.gt

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.